Cese de Convivencia

(Artículo 64 y Disposición Transitoria Tercera de la Ley General de la Vivienda y otros)

Los propietarios de las viviendas determinarán libremente qué personas convivirán con ellos y estarán facultados para dar por terminada la convivencia de cualquier persona, para lo que no requerirán declaración administrativa ni judicial.

La Dirección Municipal de la Vivienda, dictará Resolución, si procediere, si el conviviente pretendiera permanecer en la vivienda contra la voluntad de su propietario y este lo solicitare.

En este caso para realizar el trámite las personas deben de presentar:

  • Escrito de solicitud.
  • Sello del timbre por valor de $ 10.00.
  • Documento que acredite la titularidad de la de vivienda

 El escrito de solicitud debe de contener: Generales del solicitante, dirección correcta de la vivienda, nombres y apellidos y centro laboral de los conminados a abandonar el inmueble, lugar de origen y otros datos de interés.

NOTA:

Se considera convivientes a las personas que sin encontrarse en ninguno de los casos de ocupación ilegal a los que refiere la Ley, residen con el propietario y forman parte del grupo familiar que ocupa la vivienda, aunque no tengan relación de parentesco alguno con el propietario.

La Resolución, si procediere, conminará al conviviente para que abandone la vivienda dentro del plazo de 30 días naturales siguientes a la fecha de la notificación de dicha Resolución, y transcurrido dicho plazo sin que el conviviente abandonara la vivienda, comunicará a las entidades de donde reciben sus ingresos todos los integrantes del núcleo del conviviente en cuestión, la obligación en que estarán de practicar un descuento mensual, por concepto de uso no autorizado del inmueble, ascendente al treinta por ciento (30 %) de cada ingreso. De mantenerse esa situación por tres meses, las retenciones se elevarán al cincuenta por ciento (50 %) mientras dure la ocupación de la vivienda. Las cantidades producto de estas retenciones se ingresarán al presupuesto del Estado.

En los casos de elementos de clara conducta antisocial, no vinculados a centros de trabajo, que se nieguen a cumplir las disposiciones de la autoridad competente, podrán ser obligados por la fuerza pública a cumplir dichas disposiciones.

Artículo 65 Ley General de la Vivienda

La facultad que concede al propietario el artículo precedente, no podrá ejercerse contra:

  • Ascendientes y descendientes del propietario;
  • madre con uno o más hijos habidos en el matrimonio, formalizado o no, con el propietario siempre que ella tenga la guarda y cuidado de los hijos y no tuviere otro lugar de residencia; madre con uno o más hijos menores que llevan tres o más años ocupando la vivienda y no tuvieren otro lugar de residencia;
  • ancianos que llevan tres o más años ocupando la vivienda y no tuvieren otro lugar de residencia;
  • cualquier otro caso que a juicio de la autoridad competente constituya una manifiesta injusticia o un acto inhumano.

Disposición Transitoria Tercera

La facultad que concede al propietario el artículo 64 de la presente Ley no podrá ejercerse contra las personas que al momento de su promulgación se encuentren en alguna de las situaciones siguientes:

  • que conviven en el inmueble antes del 14 de octubre de 1960;
  • convivientes que lo fueron del propietario anterior y que por fallecimiento o salida del país la titularidad le fue transmitida a otra persona;
  • personas que han construido ampliaciones en la vivienda con autorización de su propietario;
  • los que han contribuido en forma efectiva a la adquisición de la vivienda; como los casos de permutas o entregas de dos casas por una, personas que pagaron el precio de la vivienda por ser el adquirente menor o insolvente y otros análogos
  • los que han contribuido en forma efectiva a la reconstrucción de la vivienda, como los casos de viviendas en mal estado, de propiedad personal que son reconstruidas por los convivientes del titular, o a cargo de la comunidad matrimonial de bienes y otros casos análogos

Artículo 52  inciso a) Ley General de la Vivienda

  • El arrendatario de viviendas propiedad estatal tendrá los derechos siguientes: a) Determinar los convivientes que ocuparán conjuntamente con él la vivienda, y dar por terminada la convivencia en la forma y con las limitaciones que para el propietario establecen los artículos 64 y 65 y la Disposición Transitoria Tercera de la presente Ley

Disposición Especial Cuarta de la Resolución 38/98

  • Los titulares de usufructo gratuito de cuarto o habitación o accesoria podrán determinar libremente que personas convivirán con ellos y estarán facultados para dar por terminada la convivencia, para lo que no requerirán declaración administrativa ni judicial y se ajustará en lo procedente a los Artículos 64, 65 y la Disposición Transitoria Tercera de la vigente Ley General de la Vivienda

Escribir un comentario

Para comentar recuerde:
1- No utilizar palabras obscenas u ofensivas.
2- Que su comentario debe tener relación con el tema.
Los comentarios que no cumplan las políticas anteriores serán despublicados.

Código de seguridad
Refescar

Copyright 2019
Empresa de Aplicaciones Informáticas, DESOFT.